El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
     
Porcelana Oriental Imprimir
Porcelana Oriental

Es comúnmente admitido que la porcelana nació en China y alcanzó sus mejores épocas bajo las dinastías Ming y Tsing. La porcelana japonesa es también muy antigua, pero alcanzó una extensión considerable hasta el siglo XVI, después de haber estudiado la  fabricación de la porcelana china.

En el siglo XV llega la porcelana oriental a Europa y comienza a producirse, primeramente en Florencia, Italia, con porcelanas blandas artificiales, llamadas porcelanas de los Médicis. Posteriormente se produce porcelana también blanda, de gran calidad, en diferentes regiones de Francia. A principios del siglo XVIII se descubrió el caolín y se inició la producción de porcelana dura en Meissen, extendiéndose por otros sitios de Austria y Alemania.

Sin embargo, las porcelanas más finas y de mayor categoría siguen siendo las asiáticas: son maravillosas las de China y Japón. En Europa la fabricación de porcelana ha ido perfeccionándose, así tenemos como ejemplo las francesas de Sévres y Limoges, de excelente calidad. También son famosas las de Meissen y Bavaria.

En algunos casos la porcelana se utiliza en la fabricación de vajillas. Resulta muy elegante pedirlas con iniciales de la familia, el escudo o algún motivo decorativo especial.


La porcelana de menor categoría es decorada con calcomanías, como en las vajillas inglesas, lo cual no deja de ser muy bonito. La de tercera categoría se hace con una pasta menos fina y presenta algunas imperfecciones, resultando, desde luego, más económica.

Herramientas -- +